Historia del Surf

Los inicios

Surfer and Olympic swimmer Duke Kahanamoku standing on beach with surfboard in Los Angeles, Calif., circa 1920

Surfer and Olympic swimmer Duke Kahanamoku standing on beach with surfboard in Los Angeles, Calif., circa 1920

La práctica del surf se remonta a antes de la edad media. Las gentes de la Polinesia se han estado encontrando desde entonces, en sus playas, para surfear y realizar campeonatos. Campeonatos por otro lado, con toda una serie de connotaciones religiosas y sociales; en ellos era costumbre las apuestas entre los nativos, a favor de sus estrellas de surf favoritas. En alguna ocasión el surf se utilizaba como “duelo”; por los motivos que fueran, generalmente amorosos, un nativo retaba a otro a coger olas en los rompientes más arriesgados.

Los cánticos y las historias orales que se fueron transmitiendo de generación en generación es lo único que queda de esos primeros siglos de la práctica de ese deporte tan antiguo a parte de las pinturas y dibujos grabados en piedra volcánica. Más adelante, ya dentro del siglo XVIII, aparecen los primeros escritos donde se habla de surf, generalmente eran descripciones de los navegantes como por ejemplo el capitan James Cook. Cook en su diario describió “el curioso ejercicio acuático, que realizaban sobre planchas de madera los nativos…” el cual lo denominaban “CHOROEE”.

El surf estaba tan profundamente vinculado a la sociedad, que cuando aparecian las olas, el trabajo, la familia etc… quedaban en un segundo plano, el único pensamiento para esos cabalgadores de olas era el “choroee”. Se construian templos (HEYAU); en los que se rezaba por el surf y se dejaban ofrendas. Incluso el “KAHUMA” (brujo de la tribu) rezaba por buenas olas cuando estas no aparecian. Uno de los templos más antiguos era el llamado KUEMAN (descito por el arqueólogo Jhon Francis Grey Stokes entre 1876 1960), este templo estaba constituido por una especie de soporte para los espectadores y una piscina donde los surfistas se bañaban después de un día de surf.

Después de la muerte de Cook, James King, habló también en sus escritos sobre el surf. En ellos explica la “diversión favorita” de los Hawaianos, habla de las maniobras “asombrosas y peligrosas” difíciles de creer si no se contemplaban. Docenas de aventureros, misioneros y escritores que viajaron a las islas, también hablaron de ello.

Pero poco a poco iban llegando, junto con la gente, que admiraba ese deporte, misioneros, cristianos que vieron en la práctica de ese deporte fenómenos sociales decididamente “no cristianos”. Exacerbaba las connotaciones religiosas, sociales y sexuales (al practicarlo desnudos o semidesnudos) que tenía este deporte, junto con la fiesta, apuestas y su influencia en las relaciones amorosas (duales), llegando a calificar de “inmorales” a los que lo practicaban. A partir de ese momento el surf y la danza “Hula” fueron duramente reprimidas. Por si esto fuera poco, la población además fué diezmada con la llegada de los “extrangeros” (enfermedades nuevas, cambios sociales, etc…). Todo ello contribuyó a que la práctica del surf cada vez fuera más escasa.

El resurgir del surf

Duke P. Kahanamoku

Duke P. Kahanamoku

Años después de este “golpe bajo” propinado contra la práctica del surf, surgieron círculos de intelectuales Hawaianos, que al ir recopilando su propia historia fueron encontrando que en los acontecimientos de cada día, tanto prácticos como mitológicos, el surf estaba presente en cada momento. Uno de los intelectuales (John Papa Li 1800 70), escribió con gran detalle sobre los distintos tipos de madera que eran empleados en la construcción de tablas y diversidad de formas que adoptaban dependiendo del tipo de ola que se pudiera cabalgar.

Pero, a pesar de este nuevo resurgir, hasta que no aparecieron escritos de algunos autores de renombre “extrangeros”, fuera de las fronteras de Hawaii, no se centro la atención en otros lugares del planeta. El escritor Jack London fue uno de los que más influyó con su obra “A Royal Sport: Surfing at workiki”, además de los escritos realizados sobre “Brown Mercury”, surfero, medio hawaiiano y medio irlandés que ocasionaron la invitación al surf de california, para realizar la primera demostración sobre el surf fuera de la frontera de Hawaii. George Freeth (“Brown Mercury”) permaneció doce años en California y enseñó a docenas de personas a surfear por primera vez al estilo hawaiiano. Freeth murió joven, se dice que a causa de su exhaustivo trabajo como socorrista en las conocidas playas californianas. En su memoria se realizó un busto de bronce que se encuentra en Redondo Beach en cuya placa reza la siguiente leyenda: “El primer surfista en los EE. UU.” “el joven que recibiú el último arte de la Polinesia: El surf”.

Otro nombre importante dentro de la resurrección y propagación del surf, fué Duke Kahanawoku. Mientras Freeth se encontraba en California, Duke y otros crearon en Waikiki el club de surf “Hui Nalu” siendo en esas fechas el primero en su genero. Por su lado, Duke fué invitado a visitar Australia, concretamente Fresh Water, una playa al norte de Sidney para dar clases de surf y construir una tabla. Esto ocurrió en el año 1915. Esta llamada de Duke era debida a su reciente fama conseguida en 1912 como campeón olímpico de natación. Duke en Australia hizo famosa la tabla que él construyó con madera de secoya que ayudó al nacimiento del surf moderno, dicha tabla se encuentra en el club de surf australiano que se creó en su época.

Pero aunque el surf en nuesrtros días, ha sufrido una gran ascensión y propagación por todo el mundo, no han vuelto esos días en los que el surf estaba intimamente ligado la vida de cada día, relacionándose intimamente con religión, sociedad y sentimientos. De todas maneras, algo muy especial se ha ido transmitiendo entre los practicantes de éste deporte, sintiendo en su interior como el surf es algo más que un deporte, mezclándose sensaciones interiores y naturaleza, soledad y gentío, fuerzas internas y fuerzas universales. Estos surfistas del siglo XX continuan sintiendo en su interior, como los primeros polinesios una dedicación y obsesión a veces hasta “irracional” cuando en el mar despuntan esas olas.

0 Responses to “Historia del Surf”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Surf&Rock
Vacaciones de Surf 5 Estrellas. Surf y Alojamiento para todos los bolsillos en la Costa da Morte, noroeste de Galicia, España:Camping, hotel, hostal, casa rural. Tel.- (+34)981-701211 surfandrock@gmail.com Mi estado
Usuario Skype: miguel_galiciaes
SURF&ROCK
Escuela de Surf y Bodyboard Instructor jefe: Emiliano Tabaré. Director Escuela y Monitor: Miguel Navaza Razo, Carballo, Galicia, España Tel (34) 981701211 Actividades: Cursos de Surf y Bodyboard, surf camps, tours en Kayak, fotografía de Surf, alquiler de material de surf y kayak. Webs Escuela de Surf: www.surfandrock.com Mi blog: surfandrock.wordpress.com/ Fotos: www.flickr.com/photos/miguelnavaza Video: vimeo.com/channels/surfandrock

Twitter Surf&Rock

Galería fotos

Academia Surf&Rock 2013

Academia Surf&Rock 2013

Academia Surf&Rock 2013

Más fotos

A %d blogueros les gusta esto: